Beneficios esenciales del consumo de zanahoria.

Beneficios esenciales del consumo de zanahoria.

¿Conoces los beneficios que te aporta consumir zanahoria?

Seguramente ya sabes que la zanahoria te ayuda a broncear la piel y que es buenísima para la vista, pero ¿podrías contarme los beneficios que reporta en tu organismo?. A continuación, te los cuento 😀

  • Los aromas de la zanahoria estimularán tu apetito.
  • Cómela cruda para fortalecer tus dientes y encías. Mejorará tu riego sanguíneo bucal y evitará que las bacterias se adhieran a tus dientes. Tendrás un excelente esmalte dental y evitarás las temidas caries.
  • Si sufres de estreñimiento te ayudará a combatirla debido a su alto contenido en fibra.
  • Rica en potasio y fósforo.
  • Fortalecerá tus uñas y el cabello.
  • Si tienes acné te ayudará a mantener la piel radiante y clara, por su alto contenido en vitamina A.
  • Su valor calórico es muy bajo (100 gramos equivalen a unas 33 kcal), aprovéchate!

Pero su esencia está en los betacarotenos, poderosos protectores que evitan el envejecimiento prematuro.

Al vapor, hervida, cruda, cocida, licuada o simplemente fresca y a bocados, la zanahoria forma parte del grupo de alimentos con “efectos prometedores” en la prevención de algunos tipos de cáncer, según señala la OMS en su informe World Cancer Report 2014.

Personalmente, me encanta comerla en crema, es una de mis preferidas y perfecta para la estación en la que estamos. Y para finalizar te dejo una receta riquísima 😀

Crema de Zanahoria

  • Ingredientes:
    • 350gr zanahoria.
    • 1 cebolla fresca.
    • 1 patata mediana.
    • Agua o caldo de verduras.
    • Aceite de oliva virgen extra.
    • Sal y pimienta.

 

  • Pasos a seguir (con thermomix):
    • Pon en el vaso la cebolla cortada en cuartos y tritura unos segundos en velocidad 6.
    • Añade un chorrito de aceite y programa 4 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2.
    • Pasado ese tiempo añade las verduras cortadas, sal y pimienta. Programa 3 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2.
    • Vierte medio litro de agua y programa 15 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2 para terminar de cocerlas.
    • Cuando finalice, tritura todo durante unos segundos con velocidad de 5-10 progresivamente hasta que consigas una textura suave y cremosa.

 

23

Como ves una receta facilísima y si no tienes thermomix, no pasa nada, corta y saltea la cebolla, añade el agua, las verduras, la sal y la pimienta, déjala cocer y cuando estén blanditas añade todo a la batidora hasta conseguir una textura ligera. Si te sale demasiado espesa añádele un poquito de agua hasta conseguir la textura que más te guste 😀

Fotografías: Noelia Méndez Gordón