Los alimentos que te ponen guapa.

La alimentación influye en el proceso de envejecimiento y puedes conseguir ralentizarlo.

Los síntomas visibles del envejecimiento no son solo causados por agentes externos sino también son fruto del proceso interno de oxidación que se produce en nuestro organismo.

Lo que comemos sí se refleja en el estado general de nuestra piel, nuestro cabello o nuestras uñas.

Una dieta sana y equilibrada, como la mediterránea, incluye la mayoría de esos alimentos ricos en vitaminas, minerales y ácidos esenciales que ayudan a mantener jóvenes las células de nuestro organismo.

Un menú que tenga como objetivo combinar belleza y salud debe incluir algunos especialmente recomendables por su rica composición:

  • Las frutas son una de las fuentes naturales de antioxidantes más importantes a nuestro alcance. Su alto contenido en vitaminas, principalmente la C, y su aporte en fibra, las convierten en un perfecto aliado de belleza. Naranja, pomelo, kiwi, mango, piña y mención especial para las bayas y frutos rojos.
  • La vitamina E es considerada la vitamina de la belleza por su alto poder para neutralizar la acción de los radicales libres y por su capacidad para regenerar los tejidos. Este tesoro se encuentra en los aceites vegetales de oliva, girasol y soja, en algunos frutos secos como las avellanas, los pistachos o los cacahuetes y en proporciones muy aconsejables en el aguacate y en los cereales integrales.
  • Verduras y hortalizas de hoja verde aportan la mayoría de los minerales necesarios para mantener una piel firme y luminosa y una melena envidiable: magnesio, hierro, selenio, potasio y vitaminas se esconden en berros, espinacas, acelgas o brócoli. También debes incluir en tu dieta rejuvenecedora las hortalizas y frutas que tienen ese característico color rojo anaranjado: tomate, zanahoria, calabaza, pimiento rojo, albaricoques… porque no sólo tienen propiedades antioxidantes sino que, además, son ricas en betacarotenos (vitamina A) necesarios para proteger la piel de las agresiones externas.
  • Los ácidos grasos esenciales son aquellos que forman parte de la estructura de las propias células. Son casi un “lubricante” que no solo aporta múltiples beneficios para el conjunto de la salud sino que también contribuyen a mantener la elasticidad de la piel. Uno de los más importantes, el ácido Omega 3, se encuentra fundamentalmente en el pescado. Por su parte, el Omega 6 contribuye a la formación de las membranas celulares, indispensables para el buen estado general del organismo.

 

SOMOS LO QUE COMEMOS 😀