MERIENDA SALUDABLE CON ARÁNDANOS Y NUECES.

¿Estáis cansados de meriendas aburridas y poco sanas?

En este artículo os voy a dar unas claves para que vuestras meriendas estén llenas de color y muy nutritivas.

En primer lugar os voy hablar de los arándanos, nunca faltan en mi merienda, pequeñas bayas deliciosas de color azul oscuro. Tienen muchos beneficios para nuestro organismo, son antioxidantes, nutritivos y bajos en calorías. Si sois deportistas os interesa saber que además protegen los músculos de los daños causados ​​por el ejercicio.

Según un nuevo estudio realizado por un equipo de investigadores de Nueva Zelanda, también son beneficiosos para la tensión del ejercicio. Publicado en la revista Molecular de Investigación de Nutrición y Alimentos, el estudio muestra que el extracto de arándano reduce considerablemente el daño celular inducido por la intensidad del ejercicio.

El segundo ingrediente imprescindible en cualquier merienda son los frutos secos, como las nueces, que son una buena opción a tener en cuenta tras un gasto energético importante. Son semillas pobres en agua y ricas en grasa con un buen valor nutritivo que ayuda a reponerse tras el ejercicio.

Una nuez tiene una buena cantidad de vitaminas del grupo B, que ayuda con la fatiga o estrés, ácido fólico, es rica en antioxidantes, tiene grasas poliinsaturadas de tipo omega 3 y ácido oleico, y ayuda a reducir los niveles de colesterol y proteger de enfermedades coronarias. Pero hay que tener en cuenta que 100 gramos tienen 688 calorías, así que no se debe abusar de su consumo. Un puñado y nada más.

A continuación, os dejo la receta de mi merienda estrella, la podéis variar con vuestra fruta preferida. Espero que os guste y que me dejéis vuestras recetas 😀

  • Queso fresco batido.
  • Puñado nueces (o mezcla de frutos secos)
  • Arándanos.
  • Plátano (o vuestra fruta preferida)
  • Miel.

Dejar volar vuestra imaginación e innovar en la cocina con productos sanos y nutritivos.

Merienda saludable con arándanos y nueces.